Inicio Aprendizaje en Línea Temas Homosexualidad La Práctica de la Homosexualidad

La Práctica de la Homosexualidad PDF Print E-mail
User Rating: / 5
PoorBest 
Temas - Homosexualidad
Wednesday, 06 August 2008 13:51

 

La Práctica de la Homosexualidad

 

En el libro por Dr. Norman L. Geisler titulado Christian Ethics (La Etica Cristiana), se trata del tema de la homosexualidad. Al lado izquierdo los homosexuales dan sus argumentos bíblicos a favor de la homosexualidad y al lado derecho aparecen las repuestas que Dr. Norman L. Geisler da en contra de la homosexualidad:

 

.............Argumentos a favorr........................Argumentos en contra

El pecado en Sodoma y Gomorra no era la homosexualidad. El argumento dice que el pecado de la destrucción en Génesis 19 no era por ser una ciudad homosexual, más bien era por inhospitalidad (Gen. 19:8). La palabra hebrea “yadha” quiere decir “conocer” (Gen. 19:5) como un amigo y no tiene connotaciones sexuales (Salmos 139:1). Entonces dicen que el pecado de la ciudad era “la inhospitalidad”.

El pecado de la ciudad era la homosexualidad. Es verdad que “yadha” puede significar “conocer como un amigo” pero en este contexto tenia el sentido “sexual”. De las 10 de los 12 veces que esta palabra aparece en Génesis, se refiere al acto sexual (Gen. 4:1, 25). Quiere decir “conocer sexualmente” en Génesis 19:8, cuando Lot decía que sus dos hijas no “yadha” (conocieron) un hombre.

El pecado de Sodoma era de egoísmo y no la homosexualidad. Ellos no ayudaron los pobres y los necesitados (Ez. 16:49). No hay mención de la homosexualidad ni de los pecados sexuales.

El pecado de Sodomía no era solo por ser egoísta sino también por ser homosexual. El argumento arriba, mirando Génesis 19 muestra que tenía una perversión sexual. Además en Ez. 16:49 no excluye la homosexualidad. De hecho, pecados sexuales forman parte del egoísmo. En Levítico 18:22 describe pecados homosexuales. Otra indicación que era un pecado es la palabra “sodomía” que viene del nombre de Sodoma y es un pecado sexual. Judas 1:7 dice, “como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, la cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, sufriendo el castigo del fuego eterno.”

La Ley Levítico ya no es aplicable. El pasaje principal en el Antiguo Testamento que condenaba la práctica homosexual se encuentra en Levítico 18:22 y esta misma ley condenó el comer la carne de cerdo y los camarones. Pero estas leyes han acabado con Hechos 10:15.

La prohibición de homosexualidad en el Antiguo Testamento es un problema moral y no solamente ceremonial. Si esto no es cierto que la homosexualidad es un problema moral, entonces la violación, el incesto y la bestialidad no tendrían problemas morales tampoco por el hecho de que aparecen en el mismo capitulo con la homosexualidad (Lev. 18:6-14, 22-23). Y la homosexualidad era condenado por Dios entre los gentiles (cananitas -Lev. 18:1-3,25) igual de los judíos. Jesús cambio las leyes dietéticas del Antiguo Testamento en Marcos 7:18; Hechos 10:12 pero la prohibición moral contra la homosexualidad no cambió en el Nuevo Testamento (Rom. 1:26-27; 1 Corintios 6:9; 1 Timoteo 1:10; Judas 1:7).

La esterilidad fue una maldición para mujeres judías. La esterilidad fue una maldición (Génesis 16:1; 1 Sam. 1:3-8). Niños fueron considerados una bendición del Señor (Salmos 127:3). Las bendiciones de Dios dependían de tener hijos (Génesis 15:5) pero esto no condenó la homosexualidad.

La esterilidad no es la razón por la cual la homosexualidad está mal. En la Biblia, no se presenta una conexión entre la homosexualidad y la esterilidad. Si el homosexual no tuviera hijos ¿por qué entonces fueron puestas a muerte? La homosexualidad en la Biblia fue mal porque era mal sea judío o gentil (Lev. 18:24). Si, por argumento, la esterilidad fue una maldición divina, entonces de ser soltero sería pecaminoso pero ambos Jesús (Mateo 19:11-12) y Pablo (1 Corintios 7:8) fueron solteros por precepto y práctica.

La homosexualidad está asociada con la idolatría y está condenada (Deut. 23:17, 1 Reyes 14:24) pero la homosexualidad no asociada con la idolatría está bien.

La homosexualidad está mal aparte de la idolatría. Los dos no suelen estar conectados. Es pecado la práctica idolatría (Lev. 18:22; Rom. 1:26-27). Adulterio también fue considerado inmoral- el culto femenino de prostitutas. Infidelidad sexual se utiliza frecuentemente como una ilustración de la idolatría (Óseas 3:1; 4:12) pero no tiene conexión a ella. La idolatría puede conducir a la inmoralidad (Rom. 1:22-27) pero son diferentes pecados. En el Antiguo Testamento la idolatría (Ex. 20:3-4) fue visto aparte del pecado sexual (Ex. 20:14-17).

La oposición Paulina de la condenación en cuanto a la homosexualidad sólo presentaba opiniones privadas (1 Cor. 7:25). Paulo admitió, “…no tengo mandamiento del Señor…” (vs. 25), “Y a lo demás yo digo, no el Señor…” (vs. 12). Pablo da su condenación de los homosexuales (I Corintios 6:9) pero esto es solo su propia confesión y no es vinculante.

Las enseńanzas de Pablo fueron divinamente auténticas. Las credenciales apostólicas de Pablo están firmemente establecidas en las Escrituras. El declaró en Gálatas que sus revelaciones no eran algo de hombres sino fueron recibidos por Jesucristo (Gál. 1:12). Pablo se afirmó su apostolado en 2 Corintios 12:12. Su autoridad como un apóstol se ve en 1 Cor. 2:13 cuando declaró que él hablaba palabras que fueron enseñados por el Espíritu Santo. El dice en 1 Corintios 14:37, “Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor”. Incluso el controvertido séptimo capítulo donde Pablo es presentado dando su propia interpretación no inspirada declara: “…yo tengo el Espíritu de Dios” (1 Cor. 7:40). Jesús prometió que él enviaría el Espíritu Santo para guiarles “a toda la verdad” (Juan 16:13) y las palabras de Pablo en Corinto era un cumplimiento de esta promesa. Pablo declara condena de la homosexualidad y más cosas en Romanos 1:24-32.

1 Corintios 6:9 sólo habla de ofensas. En 1 Corintios 6:9 sólo habla en contra de los homosexuales que ofendían y no en contra de todos los homosexuales.

La Homosexualidad es un delito. 1 Corintios 6:9 habla de " delincuentes homosexuales". La palabra “homosexual” califica "el delincuente" y no al revés. Se habla contra un delito homosexual y no de una ofensiva tipo homosexual. Ejemplo, ¿son ofensivos sólo ciertos tipos de adulterio e idolatría? No. La idolatría, el adulterio y la homosexualidad son todos malvados. La escritura condena la homosexualidad en los versículos siguientes: Lev. 18:22; Rom. 1:26-27; 1 Tim. 1:10; y Judas 1:7.

Pablo condenaba el hombre que llevaba el pelo largo. Por ejemplo 1 Corintios 11:14 dice que era “deshonroso dejarse crecer el cabello”. Pero hoy día, se lo hacen entonces es obvio que esto era una cosa cultural.

La homosexualidad no es la misma cosa que tener el cabello largo. Ninguna parte la Biblia clasifica la homosexualidad como pecado que es puramente cultural tal como el cabello largo. Si la homo-

sexualidad fuera una buena cosa, entonces la crueldad, el maltrato infantil, la violación o el incesto estarían bien también. Pablo nunca dice que los con el cabello largo irán al infierno, pero él declaró que los que son homosexual delincuentes no heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6:9). Tampoco Pablo decía que por tener el pelo largo era motivo para la excomunión de la iglesia pero lo hizo en cuanto al pecado sexual (1 Corintios 5:1-5). Pablo dijo que era una "vergüenza" tener el cabello largo (1 Corintios 11:14) pero fue un "deshonra" a Dios ser un homosexual (Romanos 1:21-27).

La heterosexualidad es ante natural para los homosexuales. Cuando Pablo habló en Romanos 1:26

De las cosas antinaturales, él no estaba diciendo que la homosexualidad no era natural sino al revés. Romanos 1:26 está a favor de los homosexuales. Cada persona debe actuar según sus tendencias sociológicas sea heterosexual o homosexual.

El pecado homosexual es contrario a la naturaleza. Pablo dice que están en contra de la naturaleza (Romanos 1:26). Se refiere al carácter esencial y no social. Sexo está definido biológicamente en la Escritura desde el comienzo. En Génesis 1, Dios creó "el masculino y la femenina" y luego les dijo que "serán fructífero y aumentan en número" (vv. 27-28). La orientación sexual no se entiende sociológicamente sino biológicamente (Génesis 2:24). Los deseos homosexuales en Romanos 1:26 son llamados " concupiscencias vergonzosas".

Isaías predijo que habría homosexuales en el Reino. Isaías 56:3 declara que los eunucos estarán en el reino de Dios. En Isaías 56:5 dice, “yo les daré lugar en mi casa (templo) y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá.” Jehová aceptó a los homosexuales en su reino, de lo cual algunos homosexuales dicen que ahora ésto está ocurriendo.

La predicción de Isaías era en cuanto a los eunucos. Contrariamente a la pretensión de algunos homosexuales, Isaías no hizo predicciones sobre homosexuales diciendo que fueron aceptados en el reino de Dios. La profecía en Isaías 56:3 fue de sobre los eunucos y no los homosexuales. El eunuco era asexual no homosexual. Y parece que los eunucos fueran espirituales, no físicos. Jesús habló de los eunucos espirituales que habían perdido la posibilidad de estar casado a favor del reino de Dios (Mateo 19:11-12).

David y Jonatán eran homosexuales. 1 Samuel 18 a 20 documenta el amor intenso que David y Jonatán sentían el uno por esotro. Algunos ejemplos dados:

1 Sam. 18:3 “…porque él (Jonatán) le amaba como a si mismo”; 1 Sam. 20:41, “…y besándose el uno al otro…”; 1 Sam. 20:41, y “…se inclinó tres veces postrándose hasta la tierra…” que se ve como el acto sexual de eyacular. Además un otro argumento dice que David tenía mal éxito con sus relaciones con mujeres. Entonces está concluido que los dos eran homosexuales.

David y Jonatán no eran homosexuales. No hay ninguna indicación en las Escrituras que eran. La atracción de David a Betsabé (2 Samuel 11) revela que su orientación sexual fue heterosexual y no homosexual. De hecho, mirando el número de esposas que tenía, él parecía ser demasiado heterosexual. David tenía un amor por Jonathan pero no fue erótico (Eros) sino como un amigo (fileo). Y sobre Jonatán, que no todas sus ropas fueron quitadas en frente de David. Más él se quitó su armadura y su túnica real (1 Samuel 18:4). Y el "beso" que dio a David fue un saludo cultural para los hombres en ese día. Y esto no ocurrió cuando Jonatán dio a David su atuendo sino a dos y medio capítulos más tarde (1 Samuel 20:41). Y finalmente, la emoción que expresaron era de llorar (vs. 41) no de un orgasmo. 1 Samuel 20:41 dice, “…y besándose el uno al otro, lloraron el uno con el otro; y David lloró más.”

El argumento que la homosexualidad viene del ADN.

Alan Sanders, director del estudio que lleva el nombre de “Estudio Genético Molecular de la Orientación Sexual” del Instituto de Investigación Northwestern Evanston de Chicago, en los Estados Unidos, dijo en el diario International Herald Tribune que “no cree que exista un gen de la homosexualidad.”

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Sodoma; Norman L. Geisler, Christian Ethics (Ética Cristiana), Baker Academics, 1989; http://www.infobae.com/contenidos/344182-100884-0-Estudian-si-la-homosexualidad-est%C3%A1-los-genes

 

Argumentos en contra de la homosexualidad: (1)

 

  1. Dios ordenó la heterosexualidad en vez de la homosexualidad

......Dios creó el "macho” y la “hembra" en Génesis 1:27-28. Dios dijo que un hombre (varón) dejaría su padre y su madre y estaría unido a su esposa (femenina) y ellos serían una sola carne (Génesis 2:24). Una carne implica relaciones sexuales (1 Corintios 6:15-17). La cama matrimonial está mencionada en Hebreos 13:4. Los Diez Mandamientos declara que no cometa adulterio (Éxodo 20:14, 17). El matrimonio es heterosexual no homosexual.

 

  1. Canaán fue condenado por su pecado homosexual.

............En Génesis 9 aparece que Ham, el hijo de Noé, hubiera participado en un acto homosexual con su padre cuando estaba borracho. En Génesis 9:22 él vio a su padre desnudo. Debido a este acto, la maldición fue colocada en el hijo de Ham y sus descendientes (Canaán). Este mismo tipo de prácticas sexuales entre padre e hijo tuvo lugar en Canaán como se puede ver en Génesis 9:24. Los descendientes de Canaán eran conocidos por su homosexualidad y su bestialidad (Lev. 18:22-29).

 

  1. Sodoma y Gomorra fueron condenados por su homosexualidad.

El pecado de Sodoma y Gomorra era legendario. Hoy la palabra “sodomía” está relacionada con “sodoma”. El pecado de la ciudad era la homosexualidad. Génesis 19:5 dice, “Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos (tener sexo con ellos).” Y Judas 1:7 dice, “como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.”

 

  1. La ley mosaica condenó la homosexualidad.

Levítico 18:21-23 dice, “Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová. No te echaras con varón como con mujer; es abominación. Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perverso”. Y Levítico 18:24-25 y 29 dice, “En ninguna de estas cosas os amancillareis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echó de delante de vosotros, y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores…Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren serán cortadas de entre su pueblo.”

 

  1. Los templos de las prostitutas homosexuales fueron condenados.

Deuteronomio 23:17-18 dice, “No haya ramera de entre las hijas de Israel, ni haya sodomita (homosexual) de entre los hijos de Israel. No traerás la paga de una ramera ni el precio de un perro a la casa de Jehová tu Dios por ningún voto; porque abominación es a Jehová tu Dios tanto lo uno como lo otro.”

 

  1. La homosexualidad está condenada en el libro del Antiguo Testamento de Jueces.

Jueces 19:22-25 y 30 dice, “Pero cuando estaban gozosos, he aquí que los hombres de aquella ciudad, hombres perversos, rodearon la casa, golpeando a la puerta; y hablaron al anciano, dueño de la casa, diciendo: Saca al hombre que ha entrado en tu casa, para que lo conozcamos (tener el sexo con él). Y salio a ellos el dueño de la casa y les dijo: No, hermanos míos, os ruego que no cometáis esta mal; ya que este hombre ha entrado en mí casa, no hagáis esta maldad…Y todo él que veía aquello, decía: Jamás se ha hecho ni visto tal cosa, desde el tiempo en que los hijos de Israel subieron de la tierra de Egipto hasta hoy. Considerad esto, tomad consejo, y hablad.”

 

  1. Los profetas del Antiguo Testamento condenaron la “sodomía
  • 1 Reyes 14:24, “Hubo también sodomitas (homosexuales) en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.”
  • 1 Reyes 15:12, “Porque quitó del país a los sodomitas (homosexuales), y quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho.”
  • 1 Reyes 22:46, “Barrió también de la tierra el resto de los sodomitas (homosexuales) que había quedado en el tiempo de su padre Asa.”
  • 2 Reyes 23:7, “Además derribó los lugares de prostitución idolatrica que estaban en la casa de Jehová, en los cuales tejían las mujeres tiendas para Asera.”
  • Ezequiel 16:50, “Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.” Aquí Ezequiel hablaba en contra de los pecados sensuales de Sodoma y usó la palabra “abominación”.
  • Levítico 18:21-23: “Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová. No te echaras con varón como con mujer; es abominación. Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perverso”. Y Levítico 18:24-25 y 29 dice, “En ninguna de estas cosas os amancillareis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echó de delante de vosotros, y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores…Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren serán cortadas de entre su pueblo.”

 

  1. Romanos 1 condenó la homosexualidad entre los paganos.

Romanos 1:18, 24-27, y 29-32 dicen, “ Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad…Por lo cual también Dios los entrego a la inmundicia, en la concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron ente si sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amen. Por esto Dios los entrego a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en si mismos la retribución debida a su extravió…estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el justicia de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.”

 

  1. Los homosexuales no son parte del reino de Dios.

 

1 Corintios 6:9 dice, “¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales…”

 

  1. La carta a Timoteo en el Nuevo Testamento condenó la homosexualidad.

 

1 Timoteo 1:9-10 dice, “conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas (homosexuales), para los secuestradores, para los mentirosos, y para cuanto se oponga a la sana doctrina.”

  1. Judas llamó la homosexualidad una perversión.

Judas 1:7 dice, “como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.” (1)

 

El cambio es posible para los homosexuales

 

En un articulo titulado “Histórico estudio: El cambio es posible para los homosexuales” por Michael Foust, el 28 de septiembre de 2007 en Tennesee (BP) salió sobre la publicación de nuevo libro por Stanton L. Jones Y Mark A. Yarhouse llamado: “¿Ex-Gays?" (InterVarsity Press). Del estudio salió seis categorías sobre la homosexual y respondió a su nivel de éxito o fracaso:

 

  • 15 por ciento reportó éxito en su conversión y habían tenido una "reducción substancial" en su atracción homosexual y una "conversión substancial" a la atracción heterosexual. Se les clasificó como "éxito: conversión."

  • 23 por ciento dijo que su conversión tuvo éxito y que su atracción homosexual había desaparecido o que "estaba presente sólo incidentalmente o de una manera que no parece causar angustia." Se les clasificó como "éxito: castidad."

  • 29 por ciento experimentó "una disminución modesta" en su atracción homosexual y no estaban satisfechos con su cambio, pero prometieron continuar intentándolo. Se les clasificó como "continuando."

  • 15 por ciento no cambió y tenían conflicto para saber cuál sería el siguiente paso a tomar.

  • 4 por ciento no cambió y renunció al proceso de cambio, pero no aceptaban la "identidad gay."

  • 8 por ciento no experimentó un cambio, habían dejado el proceso, y no querían cambiar su “identidad gay.”

 

"Estos descubrimientos contradicen de manera directa a los puntos de vista comúnmente expresados por los establecimientos de salud mental que dicen que es imposible un cambio en la orientación sexual, y que si intentas cambiarlo es muy probable que dañe a quienes lo intentan," señaló Jones que es del Colegio Wheaton en Illinois.

 

El estudio fue hecho con 72 personas. En principio hubo 98 con 72 hombres y 26 mujeres por un periodo de 30 meses hasta 4 años. Pero algunas de las personas renunciaron porque ya no querían participar, mientras que otros no querían cambiar, declaró el estudio. De las 26 mujeres, 80% tenían entre una a nueve parejas femeninas. (2)

 


Fuentes:

(1) Norman L. Geisler, Christian Ethics (Ética Cristiana), Baker Academics, 1989.

(2) http://www.bpnews.net/printerfriendly.asp?ID=26514, Christian Examiner, oct., 2007, vol. 18, no. 10, www.christianexaminar.com, Michael Foust, BP News Service.

 

Dr. Norman L. Geisler es un profesor en la Universidad por 50 años y él ha hablado e incluso ha debatido en los cincuenta estados de EE.UU. y veinticinco países. Tiene un Ph.D. de La Universidad de Loyola y es del Seminario Evangélico del Sur in Charlotte, Carolina del Norte. El es autor de Christian Apologetics (Apologética Cristiana) por Baker Book House, 1976 que contiene los argumentos arriba y están citados con permiso. Estos argumentos llevan copyright. Se puede saber más mirando:

http://www.christianapologeticsjournal.com/ (en inglés)

http://www.normgeisler.com/ (en inglés)

http://www.ses.edu/ (en inglés)

http://www.impactapologetics.com/ (en inglés)

 

Last Updated on Tuesday, 02 November 2010 18:58
 

Oficinas en California, USA: Instituto InterGlobal - P.O. Box 1526 - 40946 Big Bear Blvd. - Big Bear Lake, CA 92315 EEUU

http://www.institutointerglobal.org