Inicio Guerra Espiritual La Santificación o ¿Por qué los cristianos pecan?

La Santificación o ¿Por qué los cristianos pecan? PDF Print E-mail
User Rating: / 1
PoorBest 
Temas - Doctrinas
Friday, 02 March 2012 00:11

La Santificación

o

¿Por qué los cristianos pecan?


La principal razón por la cual los cristianos pecan es porque su enfoque está mal. Dice Hebreos 12:2, "puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios."


Debe ser obvio que al creer en Cristo uno recibe el perdón por su pecado (1 Juan 5:10-12) . La salvación es por los pecados cometidos en el pasado (Rom 8:24; Efes. 2:5, 8; Tito 3:5 - 8); el presente (1 Cor. 1:18; 15:2; 2 Cor. 2:15; 6:2; 1 Pedro 1:9; 3:21); y el futuro (Rom 5:9 - 10; 13:11; 1 Cor. 5:5; Fil. 1:5 - 6; 2:12; 1 Tes. 5:8; Heb. 1:14; 9:28; 1 Ped. 2:2). Los creyentes pueden pecar (1 Juan 1:9) (1) pero no deben seguir “practicando” el pecado (1 Juan 3:8). Fueron concebidos en pecado (Salmo 51:5) y eran de la “naturaleza pecaminosa” (Rom. 3:23) pero ahora son libres del poder de pecar.

...

Pero al creer en Jesús y al recibir su pago con sangre por sus pecados (Heb. 9:28 ), Dios les perdona y les justifica (que es declarado inocente) (Rom. 5:1). Ya no están “condenados” (Rom. 8:1). Pero ellos viven en su tienda o carne y aunque su alma/espiritu ha sido regenerado y también renovado en el Espiritu Santo (Tito 3:5), a veces, pueden pecar con su carne. (Ef. 2:3; Heb. 9:13).


Ahora, están declarados “justos”que es la justificación o declaración de “inocente” (Rom. 5:1, 9) y están reconocidos como “santos” (2 Ts. 1:9-10) porque Cristo pagó por ellos. Pero su santidad no es un logro aún. Fueron hechos justicia de Dios (2 Cor. 5:21) por el pago de Jesús, pero no son “perfectos” en su andar cada día. Tienen una lucha con su carne. Galatas 5:16-17 dice, “Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis." (2)


R. C, Sproul dice que la batalla entre la carne y la regenerada alma/espíritu continuará hasta  la muerte de la carne pero en el momento de morir, seremos completamente purificados. (3)


La Santificación


La palabra para santificar en hebreo es gdš (gadash) o en griego es hagio, un verbo que se usa en los las raíces niphlan, piel, hiphil, y hithp’el. La palabra “santo” en griego es Hagio (άγιος) y significa “separación de, poner aparte, recto, puro, sagrado”. Esto armonizaría con el aspecto cualitativo de la idea bíblica de santidad, es decir de pureza. (4)


En el Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, W.E. Vine dice que el nombre para la santificación es Hagiasmos (άγιασμος) y significa: (a) apartado para Dios (1 Cor. 1:30; 2 Ts. 2:13; 1 Ped. 1:2). “La santidad, o santificación, no es un logro, sino el estado al que Dios, en su gracia, llama a los pecadores , y en el que comienzan su curso como cristianos, Col. 3:12; Heb. 3:1).” (5)


En el Nuevo Testamento. El verbo Hagiago tiene sus muchos significados; se deriva del verbo Hagiazo se deriva de Hagios, que como el vocablo hebreo gadosh expresa, primero que todo, la idea de separación. La palabra Hagios se usa en estos pasajes: 2 Corintios 7.11; 11.2; Filipenses 4.18; 1 Timoteo 5.22; Santiago 3.17; 1Pedro 3.2; 1 Juan 3.3. La idea fundamental de esta palabra parece que es la de estar libre de impureza y corrupción en el sentido ético. La palabra Hagios se usa en relación con el Espíritu Santo casi cien veces. (6)


La santificación representa el grueso de la vida de un cristiano. Luego de ser "salvada" a través de la justificación, una persona pasa el resto de su vida física refinando y mejorando un “caminar con Cristo”. Gradualmente una vida se vuelve moralmente mejor como resultado de la santificación. Esta último paso procede a través de la obra redentora de Cristo y del Espíritu Santo que habita en la persona (Ef. 1:13). El proceso de la santificación comienza en realidad en el momento de la conversión, se hace más evidente y pronunciado con la regeneración, y aún más con la justificación. Continúa hasta que vemos a Cristo. (7)


La santificación es progresiva y un proceso mediante el cual nuestra condición moral entra en conformidad con nuestro status legal frente a Dios. Pero cada persona nacida de nuevo es tan santa en el instante de su salvación (Rom. 5:1 - “estamos justificados [declarados justos] por la fe”) como lo será en el tiempo futuro y en la eternidad. La santificación se termina cuando uno muera. (8)


La santificación tiene que ver con la Santidad de Dios. La Biblia dice en 1 Sam. 2:2; 6:20; Salmo 22:3; Isaias 5:16 y Apoc. 15:4 que Dios es santo. Dios (no en carne), “no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie (Santiago 1:13) pero en carne, (Jesucristo – Jn. 8:58) si puede ser tentado pero no peca (Mat. 4:11). De no pecar, Dios que es la Trinidad es Santo. (9)


La Biblia enseña que la santificación afecta tanto el cuerpo como el alma y el espíritu según 1 Tesalonicenses 5:23; 2 Corintios 5:17; Romanos 6:12 y 1 Corintios 6:15, 20. La santificación del cuerpo tiene lugar de manera especial en la crisis de la muerte (Romanos 6.1-14.) (10)


Santificar”, en sus varias formas, es usada 106 veces en el Antiguo Testamento v 31 veces en el Nuevo Testamento y significa «poner aparte», o el estado de separación. Tiene que ver con la posición y la relación. La base de la clasificación es que la persona o cosa ha sido puesta aparte, o separada de los demás en posición y relación delante de Dios, de lo que no es santo. (11)


Para llegar a ser perfecto, Cristo tenía que sufrir según Hebreos 2:10 y dice, “Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos." (12) El hombre para llegar a ser perfecto tiene que crecer espiritualmente que es la santificación (1 Pedro 2:2; Heb. 5:14; 6:1; Gal. 3:14; Ef. 4:13; Col. 4:12). Filipenses 3:12-14, “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús." (13) Los cristianos tienen la meta en no pecar y llegar a ser santo (Mateo 5:48; 2 Corintios 7:1; Rom. 6:19). (14)


Las Tres Divisiones sobre la Santificación:


El Nuevo Testamento considera tres divisiones de esta doctrina:


  1. La santificación posicional: es una santificación y una santidad que se efectúa por Dios a través del cuerpo y la sangre derramada de Jesucristo. Los creyentes en Jesús son declarados santificados en Cristo (Hch. 20:32; 1 Co. 1:2; 6:11; He. 10:10, 14; Jud. 1). Se ve esto con los cristianos de Corinto. Vivían una vida no santa (1 Co. 5:1-2; 6:1-8), y sin embargo, dos veces se dice que ellos habían sido santificados (1 Co.1:2; 6:11).

  2. La santificación experimental: es el segundo aspecto de la doctrina en el Nuevo Testamento y tiene que ver con la santificación como una experiencia para el creyente. Hay tres provisiones divinas para la prevención del pecado en el cristiano: 1) La Palabra de Dios con sus claras instrucciones (Sal. 119:11); 2) el ministerio de la intercesión que Cristo (Ro. 8:34; He. 7:25; cf. Lc. 22:31-32; Jn. 17:1-26); y 3) el poder capacitador del Espíritu que mora en el creyente (Gál. 5:16; Ro. 8:4). La Biblia no promete la erradicación de la carne. La experiencia de la santificación está relacionada con el crecimiento cristiano.

  3. Santificación definitiva: es aquel aspecto relacionado con nuestra perfección final, y la poseeremos en La gloria. 1 Tesalonisenses 5:22-23 dice, “Abstengamos de toda apariencia de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (15)


La Santificación (16)

pasado

presente

futuro

Posicional: 1 Corintios 1:2-30

Experiencial: Romanos 6:13

Final: 1 Corintios 4; 13:54; 1 Juan 3:2

Como nos ve Dios en Cristo: 1 Cor. 1:2, 30; Fil. 1:1.

Como somos en nuestro andar: 2 Ts. 2:13.

Como seremos en la gloria: Rom. 8:29; 1 Cor. 15:49.

 

 


La presencia del Espíritu Santo


La presencia del Espiritu Santo en la vida del cristiano es la clave de la santificacion (Gal. 3:2-5; 1 Corintios 6:11; Efesios 1:13-14; Tito 3:4-7). (17)


Cuando una persona recibe a Cristo y nace de nuevo, su alma/espíritu viejo está renovado y regenerado – Juan 3:3-7; 2 Corintios 5:17; 1 Pedro 1:3; Tito 3:5 - y el Espíritu Santo viene para morar dentro de la persona y la sella (Efesios 1:13). Ahora es limpio del pecado.


  • Romanos 6:18 dice, “"y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia."

  • Romanos 8:1 dice, “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”

  • Efesios 4:24 dice, “y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.” (18)


La batalla que los cristianos tienen (1 Juan 1:9)

....

La tentación de pecar

 

Santiago 1:14-16 dice, "sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. Amados hermanos míos, no erréis."

 

El creyente tiene una lucha con su carne.


  1. La carne necesita comer – Lucas 4:3.

  2. La carne desea ser adorada – Lucas 4:8

  3. La carne tiene deseos y pasiones – 2 Pedro 2:18

  4. La carne y su aparencia – Proverbios 31:30; 1 Sam. 16:7; 1 Tim. 2:9-10; 1 Pedro 3:3-4.  

...
Galatas 5:16-18 dice, "Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley."
...
2 Corintios 7:1 dice, "Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios."

...

Vesiculos Usados sobre la Sanctificación


  1. Hechos 20:32 dice, “Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobre edificaros y daros herencia con todos los santificados.”

  2. Romanos 6:19-22 dice, “Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia. Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. Más ahora habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin la Vida Eterna.”

  3. 1 Corintios 6:11 dice,“Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.” (19) 1 Pedro 1:1-2 dice, “Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Asia y Bitinia. Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.”

  4. Hebreos 10:14 dice, “Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.(20)


  • El Padre santifica (1 Ts. 5:23).

  • El Hijo santifica (Ef. 5:26; He. 2:11; 9:12, 14; 13:12).

  • El Espíritu santifica (Ro. 15:16; 2 Ts. 2:13).

  • Dios el Padre santificó al Hijo (Jn. 10:36).

  • Dios santifico a los sacerdotes y al pueblo de Israel (Ex. 29:44; 31:13).

  • La voluntad de Dios es nuestra santificación (1 Ts. 4:3).

  • Nuestra santificación de parte de Dios se efectúa: por medio de nuestra unión con Cristo (1 Co. 1:2, 30); por la Palabra de Dios (Jn. 17:17; cf. 1 Ti. 4:5); por la sangre de Cristo (He. 9:13; 13:12); por el cuerpo de Cristo (He. 10:10); por el Espíritu (1 P. 1:2); por nuestra propia elección (He. 12:14; 2 Ti. 2:21, 22); por la fe (Hch. 26:18). (21)


La Renovación


Lo que están involuncrados son la santificación, la regeneración, y la renovación. El termino para la renovación es άνακινόω (2 Cor. 4:16; Col. 3:10; Heb. 6:6; Ef. 4:23; Rom. 12:2; Tito 3:5) y consiste en un cambio radical que afecta el alma (Rom. 12:2; Ef. 4:23). El hombre recibe un nuevo corazón (1 Sam. 10:9). Y Dios hace esto dandonos su Espíritu (Mat. 3:11; Marcos 1:8; Lucas 3:16; Juan 1:33). El hombre debe ser puro como Dios (Mt. 5:48; Lev. 19:2; 1 Pedro 1:16). Y con este cambio recibimos instruciones que debemos “... ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor." (Fil. 2:12). L a santificación es este proceso. Somos llamados “santos” (Rom. 8:27; 1 Cor. 6:1-2; Col. 1:12) y en la carne debemos seguir este camino de ser “santos” (Gal. 4:19; Ef. 3:17; 1 Cor. 2:16; 2 Cor. 3:8). (22)



Versículos usados sobre la Renovación


  1. 2 Corintios 4:16, “Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día."

  2. Efesios 4:23, “ser renovados en la actitud de su mente;"

  3. Colosenses 3:10, “y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,"

  4. Romanos 12:2, “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."

  5. Tito 3:5, “nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo," (23)


Conclusión


San Augustin dijo en un tratado de 420 d. C. en un dicté llamado, "Contra dos letras de la Pelagians", que era una posibilidad de "no pecar", pero era una sólo posibilidad. (24)

...

Por ejemplo. Se puede usar 2 Corintios 7:1 para mostrar la posibilidad de ser perfecto, pero la palabra “perfecto” teleitotés , la palabra “telei” no quiere decir “sin pecado”. (25)



Para ser santificado es importante no contaminar el Espiritu de Dios que mora en nosotros (Ef. 1:13) con los deseos de la carne (Gal. 5:24). 2 Corintios 7:1 dice, "de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios." Romanos. 12:1 dice, "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional."


R. C. Sproul escribe: "Cuando somos regenerados por el Espíritu Santo y nos convertimos en nuevas criaturas en Cristo, el poder de nuestra naturaleza caída (carne) es conquistada pero no destruida. Porque la santificación es un proceso de toda la vida. Los cristianos se dedican cotidianamente en la guerra con su vieja naturaleza, procurando crecer en el Espíritu y en la gracia. La vieja persona muere diariamente en función de la nueva persona en Cristo. Está fortalecida por medio del Espíritu Santo. El Espíritu, que nos es dado como  prenda y por quién somos sellados, prevalecerá en esta guerra hasta el final. Mientras tanto, sin embargo, la lucha puede ser intensa. Los cristianos siguen luchando con el pecado y la tentación. Pero la conversión nos libera del control total de la carne, pero no perfectamente. (26)


La carne está tentada a pecar. Tiene deseos pecaminosos. Y es obvio que Jesús fue tentado durante 40 días porque se encontraba en la carne. La conversión a Cristo (Juan 1:12; 3:3, 16) puede liberarnos del pecado, pero todavía viven y  existen los deseos de la carne. Y la lucha con su carne (o tienda) continuará hasta el día que la carne muera. Durante este tiempo de conversión, vive en la carne, pero pasa por un tiempo de la purificación (o santificación). Pero después de la muerte, está liberado de su carne y está completamente purificado.


Mientras tanto, estamos en el proceso de la santificación.



 

 

Fuentes:


  1. http://wolfcreekbaptist.com/faqs-mainmenu-25/1515-do-christians-have-a-sinful-nature.html

  2. http://www.biblegateway.com/

  3. http://wolfcreekbaptist.com/faqs-mainmenu-25/1515-do-christians-have-a-sinful-nature.html

  4. http://www.enlineaconlapalabra.com/estudios/santificacion.htm , L. Berkof, Teología Sistemática, Edit. I. Howard Marshall, A. R. Millard, J.I. P acker, D.J. Wiseman, New Bible Dictionary, third edition, IVP, 1997.

  5. W.E. Vine, Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, Clie, 1984.

  6. http://www.enlineaconlapalabra.com/estudios/santificacion.htm , L. Berkof, Teología Sistemática , Wm. B. Eerdmans, 1976.

  7. http://mb-soft.com/believe/tsxt/salvatio.htm

  8. Millard J. Erickson, Teología Sistemática, Clie, 2008; William G.T. Shedd, Dogmatic Theology, P&R, 2003.

  9. http://concordances.org/greek/40.htm

  10. http://www.enlineaconlapalabra.com/estudios/santificacion.htm , L. Berkof, Teología Sistemática , Wm. B. Eerdmans, 1976.

  11. http://www.adorador.com/temasdoctrinales/31_santificacion.htm ; Lewis Sperry Chafer, Grandes Temas Bíblicos, Outreach Pub., 1976.

  12. http://www.biblegateway.com/

  13. Ibid

  14. Edit. I. Howard Marshall, A. R. Millard, J.I. P acker, D.J. Wiseman, New Bible Dictionary, third edition, IVP, 1997.

  15. http://www.adorador.com/temasdoctrinales/31_santificacion.htm ; Lewis Sperry Chafer, Grandes Temas Bíblicos, Outreach Pub., 1976.

  16. Merrill F. Unger, El Mensaje de la Biblia, Moody, 1976.

  17. Edit. I. Howard Marshall, A. R. Millard, J.I. Packer, D.J. Wiseman, New Bible Dictionary, third edition, IVP, 1997.

  18. http://www.biblegateway.com/

  19. William G.T. Shedd, Dogmatic Theology, P&R, 2003.

  20. http://www.biblegateway.com/

  21. http://seminarioabierto.com/doctrina231.htm ; Lewis Sperry Chafer, Grandes Temas Bíblicos, Outreach Pub.,1976.

  22. Benjamin Breckinridge Warfield, Biblical and Theological Studies, Baker Book House, 1968; William G.T. Shedd, Dogmatic Theology, P&R, 2003.

  23. http://www.biblegateway.com/

  24. William G.T. Shedd, Dogmatic Theology, P&R, 2003.

  25. Walter A. Elwell, Evangelical Dictionary of Theology, Baker, 2001.

  26. http://wolfcreekbaptist.com/faqs-mainmenu-25/1515-do-christians-have-a-sinful-nature.html ,

 

 

 

Last Updated on Friday, 27 April 2012 22:12
 

Items Relacionados

Oficinas en California, USA: Instituto InterGlobal - P.O. Box 1526 - 40946 Big Bear Blvd. - Big Bear Lake, CA 92315 EEUU

http://www.institutointerglobal.org